La biomasa se ha consolidado como una alternativa real a las fuentes de energía provenientes de combustibles fósiles.
Englobamos como biomasa a las calderas y estufas de pellet, leña, hueso de aceituna, cáscara de almendra... y similares.

Aunque sus ventajas son muchas: más ecológicas, más económicas...Una caldera de biomasa no es la mejor solución para todas las viviendas.

  


¿Cuándo aconsejamos cambiar a caldera de biomasa?

Para cada hogar hay una solución más adecuada, y debemos saber identificar aquellas para las que la biomasa es lo más acertado.

  • Viviendas de uso habitual

El calor que genera la caldera de biomasa no es tan inmediato como el de una caldera de gas o gasoil, es decir, tarda más en empezar a calentar nuestra vivienda. Por esta razón no la recomendamos para viviendas de fines de semana o corta estancia.

Para estos casos la solución podría ser una estufa de pellet. Podemos apostar por las opciones más sencillas de estufas de aire o algo más completas como las estufas de pellet canalizables, que reparten el calor por la casa canalizando el aire, o las hidro estufas que calienta los radiadores o suelo radiante.
                                                         

  • ¿Tenemos tiempo para su mantenimiento?

La biomasa necesita de unos cuidados frecuentes que otros tipos de soluciones como el gas o la aerotermia no requieren. No son nada complicados, pero hay que dedicarle algo de tiempo para que el equipo funcione perfectamente. Hay que limpiar la ceniza, el quemador, rellenar el pellet, etc. 

Por ello debemos asegurarnos de que dispondremos de este tiempo diario, o si somos capaces de hacerlo (tenemos alguna limitación física, etc).
 

Calderas pellet, leña, hueso aceituna

 

  • Espacio suficiente.

    No todo el mundo dispone de hueco para una instalación completa de biomasa: caldera, depósito de pellet, depósito de inercia, acumulador de ACS. 
    En este caso tenemos dos alternativas:
    - las estufas de pellet que vuelven a ser una solución a tener en cuenta.
    - calderas de biomasa para exterior. La marca Domusa acaba de sacar al mercado una versión de su Bioclass para exterior

     

  • Temperaturas frías.

    Para que el sistema funcione de forma óptima no debemos encender y apagar la caldera constantemente como podemos hacer con una de gas, por ejemplo. Lo más aconsejable es que la caldera esté encendida constantemente a baja temperatura

    Por ello, no lo recomendamos para lugares con temperaturas suaves donde solo vamos a necesitar encender la calefacción como apoyo por la tarde-noche y que el resto del día estará parada.
     

  • Locales y sitios públicos. 

    Si tenemos un local, restaurante u oficina donde puedas instalar una salida de humos, la estufa de pellet puede ser una solución viable, sencilla y económica. 

 

  • Grandes superficies. 

    La biomasa ha demostrado sin duda ser, con diferencia, la opción más económica para las grandes instalaciones:
      - Grandes superficies como explotaciones agrícolas, etc.
      - Redes de Calor (Distric Heating & Cooling), es decir, los sistemas para calefacciones y ACS centralizadas para varios edificios.

En 2016 el censo de estas Redes de Calor ha alcanzado las 306 en España. El conjunto de ellas suma 550km y abastecen 4030 edificios, generando un ahorro de 180.000Tn de CO2 y un 82% de energías fósiles, según el estudio de IDAE. (enlace a la fuente?).

Cuanto mayor es el espacio a calentar mayor ahorro se obtiene.

Además en estos casos aún contamos con sustanciosas subvenciones Europeas.

 

Si quieres cambiar a biomasa, habla con nosotros y te buscaremos la mejor solución.

Somos expertos en biomasa
El equipo de CalorOnline.


08·02·2017     CALDERA PELLETS CALDERAS comprar calderas biomasa


Te puede interesar:

Ofertas