Cómo cuidar una estufa de leña

Para mejorar el rendimiento y alargar la vida de tu estufa de leña, debes seguir una serie de consejos:

 
  • Utiliza leña seca y poco resinosa: haya, roble, olmo, olivo, encima. Es importante que no utilices aglomerado o madera con restos de pintura o barniz.
     
  • Para encender mezcla leña fina con los leños gruesos y abre el tiro. Existen en el mercado productos que te pueden ayudar a encender, gel enciende fuegos, pero importante no utilices nunca combustibles líquidos. Una vez encendido reducir el tiro. Lo más fácil es hacer una pequeña montaña con palitos finos dejando un trocito de papel de periódico debajo, prender y dar aire. Una vez que prende ir añadiendo poco a poco palos con más porte.
 
Mantenimiento estufa leña
 
  • Respetar la carga máxima de leña indicada por el fabricante.
     
  • Cuando tengamos que reponer leña, abrir lentamente la puerta para evitar los revoques de humo.
     
  • La limpieza exterior de la estufa debe hacerse con un paño seco, no es necesario utilizar ningún producto. Si la pintura se ha deteriorado puedes aplicar pintura anticalórica.
     
  • El cristal debe limpiarse siempre en frio. Existen productos específicos para su limpieza. Puedes raspar los restos de hollin pero recuerda que el cristal es resistente a altas temperaturas, pero es tan frágil a la manipulación como cualquier otro. 
     
  • Vacía el cenicero de la estufa frecuentemente, y vacía el interior de la estufa, especialmente si no vas a utilizarla en un tiempo. Existen en el mercado aspiradores de ceniza que pueden ayudarte a realizar esta tarea.
     
  • En los tubos puede haber restos de hollín condensado, es necesario revisarlo cada cierto tiempo. ¿Recuerdas a los desollinadores de Mary Poppins? Dales trabajo de vez en cuando o realiza si te atreves tú mismo la limpieza.

 

Después de hacer todo esto ya puedes sentarte frente a tu estufa a disfrutar de un buen libro, o de una buena charla con amigos.
El equipo de CalorOnline