La biomasa es el combustible que proviene directamente de la naturaleza, pero existen diferentes tipos que van de la leña a los huesos frutales pasando por el pellet, que es el más utilizado y del que vamos a hablar. 
Son unos pequeños cilindros de serrín con un diámetro de 5-6 mm y un largo de 10-25 mm. 
El pellets puede utilizarse en calderas y estufas de pellet
 
 
 
Para su producción se utilizan restos forestales, bien de labores de limpieza de los bosques, podas o talas, y de restos de la industria maderera.
Estos restos se secan y después se prensan a alta presión sin añadir ningún aditivo. La madera tiene lignina que actúa como aglomerante natural.
 
Normalmente se venden empaquetados en sacos, bolsas o a granel, y son muy fáciles de transportar.
La venta de pellets se acostumbra a efectuar por kilos. El precio se irá reduciendo si lo compras en mayor cantidad.
Se deben guardar en un lugar seco para que no se hinchen y pierdan propiedades, ya que la humedad, así como el agua, hace que su combustión sea más lenta y se produzcan más humos.
 
 
El combustible es de los más baratos, unos 0.05€/kW
Como orientación, aunque los precios pueden variar, el precio del pellet con IVA incluido puede ser:
- Saco 15 Kg (suelto): 3.70€
- Pallet 70 sacos, 1050 Kg: 260
 
Se dice que de media 1Kg de pellet puede aportar 4.8KWh de energía, y que 2Kg de pellet equivalen aprox a un litro de gasoil.
Estos valores variarán según la calidad del pellet, el aislamiento de la vivienda a calentar, la zona donde esté situada, la temperatura establecida, las horas de funcionamiento...
 

¿Y comparado con la leña?

La leña es un combustible igualmente ecológico y económico, especialmente si vivimos cerca de un bosque o lugar donde podamos conseguirla gratis.
Pero también dependerá del tipo de leña y de su poder calorífico.
 
La mayor diferencia entre ambos sistemas es la comodidad y la eficiencia en la combustión.
- Comodidad, porque el pellet es más fácil de almacenar, y de dosificar en la estufa o caldera, ya que están equipadas de termostatos para controlar la temperatura y podemos programar su arranque y parada. También hay que tener en cuenta que manipular la leña implica mayor suciedad, así como las cenizas y restos que suelen quedar de la combustión son mayores.
- Eficiencia porque el pellet es de menor tamaño lo que hace que junto a la entrada de aire que existe en las estufas de pellet se queme mejor. Además están siempre equipadas de ventilador que disipan el calor, calentando la estancia por radiación y convección.
 
Si tenemos que elegir entre leña y pellet:
- Tengo leña barata y accesible, y tengo tiempo suficiente para su mantenimiento: LEÑA
- Tengo que comprar la leña y no me da la vida si la utilizo a diario para alimentarla y limpiarla: PELLET.